Real FederaciónEspañola
de Gimnasia
Real Federación Española
de Gimnasia
RFEG EscuelaEspecialidadesMultimediaNoticiasRevistas
NOTICIAS

“La ilusión del deportista es lo que me hace a mí empujar para que ella lo consiga”

14/03/2017

Conocemos algo más sobre Ruth Fernández, entrenadora de GR y directora del Club Ritmo de León. Cómo su pasión viene de familia y cómo este deporte se instauró en León donde se han entrenado gimnastas de élite. Los más de veinte años que ha estado entrenando a Carolina Rodríguez, les han unido en una relación muy afianzada, no sólo como entrenadora-gimnasta sino como amigas: “Lo más gratificante es haber hecho posible que Carolina consiguiera su sueño”.  

En esta entrevista, Ruth nos habla de sus comienzos, de la gimnasia rítmica en León, nos revela sus mejores momentos y cómo es el día a día en el CAR de León.

 

Pregunta. Se puede decir que la gimnasia te viene de familia, ¿qué es para ti la gimnasia rítmica?

Respuesta. La gimnasia rítmica en mi vida lo es todo. Siempre tuve claro que quería ser entrenadora. Me lo inculcó mi padre que fue a ver un campeonato del mundo y dijo: “¡Qué deporte tan bonito! Tengo que meter este deporte en León” Y así creó la Federación en León y el Club.

A partir de ahí él me inculcó todos los valores de superación, trabajo… porque él también se dedicó al balonmano, al hockey sobre hierba, al atletismo… entonces yo creo que lo que yo siempre he buscado, me lo ha inculcado él.

 

Pregunta. ¿Cómo y cuándo decides ser entrenadora?

Respuesta. No lo tengo claro, a qué edad, pero siempre quise ser entrenadora. Con doce años yo ya me hacía mis propios ejercicios y decía que quería ser kioskera o gimnasiera, decía, en vez de gimnasta. Mis padres lo tenían claro: “¡Mejor gimnasta!”

Entonces fue cuando se movieron y conocieron ellos el deporte y lo introdujeron en León.

 

Pregunta. ¿Cómo resumirías tu trayectoria?

Respuesta. Lo pensé cuando acabó Río y digo, la verdad es que nuestra historia fue bonita porque empezamos desde cero, entrenando en una iglesia, con muchísimo frío, en fábricas de terrazo, en naves… y ahora estamos en esta increíble instalación en el CSD y dices… ¡Buah! Quien me iba a decir que ibas a conseguir todo esto. Y encima cumplir las ilusiones y los sueños de las gimnastas que entrenas, ESO ES LO MÁXIMO.

 

Pregunta. ¿Has entrenado a gimnastas que han llegado muy alto, ¿cómo se consigue hacer historia y posicionarse en la cima?

Respuesta. Mira que Carolina es muy ambiciosa, pero muy derrotista y todo lo ve negro. Yo siempre digo, ¿y por qué no? ¿y por qué no? Si lo hemos conseguido todo… Y un poco más y un poco más…La ilusión del deportista es que lo me hace a mí empujar para que ella lo consiga. Entonces yo creo que ha sido siempre el trabajo, las ganas… aunque tengas piedras en el camino pues dices ¿y por qué no? Cuanto más difícil lo tienes, más empeño le pones. Yo se lo digo a las nuevas generaciones. Las anteriores generaciones entrenaban en una iglesia con frío y vosotras que lo tenías todo, os cuenta más. Cada cosita que vas consiguiendo te va llenando de esperanza y eso es lo que te hace seguir día a día y luchar por lo que quieres.

 

Pregunta. Sin duda con Carolina guardas una especial relación después de 23 años, ¿cómo la definirías?

[…] 

No te pierdas la entrevista completa en nuestro canal de Youtube o en nuestra página de Facebook.