Real FederaciónEspañola
de Gimnasia
Real Federación Española
de Gimnasia
RFEG EscuelaEspecialidadesMultimediaNoticiasRevistas
NOTICIAS

Claudia Prat, una gimnasta de altura

07/02/2017

Claudia Prat empezó a competir con 10 años, después de haber empezado a dar sus primeros pasos en la gimnasia artística, cerraron el club donde lo practicaba y le ofrecieron la posibilidad de pasarse al trampolín. Ahora reconoce que se siente feliz de haber dado el salto. 

Empieza nueva temporada y Claudia Prat lo tiene claro, “mi objetivo prioritario es la adaptación a los nuevos ejercicios y mantener el nivel de ejecución del ejercicio obligatorio, pese al incremento de dificultad”. Campeona de España y veterana del equipo senior de TRA, Claudia lleva más de 15 años recopilando títulos y aún le quedan pilas para seguir persiguiendo su sueño: el sueño de volar en los Juegos Olímpicos.  

 

  • ¿Cómo se presenta la temporada?

Ahora empezamos un nuevo ciclo olímpico, así que, lo importante es definir el proyecto deportivo a largo plazo. Dedicaré los entrenamientos a adaptar mis ejercicios a la nueva normativa. Llevaba mucho tiempo acostumbrada a los mismos ejercicios, estos cambios suponen un reto muy emocionante.

  • ¿Qué objetivos te planteas este 2017?

Como hemos dicho, es un año de tránsito, por lo tanto el objetivo prioritario será la adaptación a los nuevos ejercicios, y mantener el nivel de ejecución del ejercicio obligatorio, pese al incremento de dificultad.

  • ¿Qué es para ti el trampolín?

El trampolín ha sido mi pasión desde muy pequeña, y se ha convertido en un modo de vida que me ha ayudado a crecer tanto como gimnasta como persona. Hoy en día sigue siendo un pilar muy importante del que no dejo de aprender.

  • Empezaste a competir con 10 años, ¿Cómo te inicias en la gimnasia y, en concreto, en esta modalidad?

Con nueve años mi madre me apuntó a un club de gimnasia artística, por falta de niñas cerraron esa sección y nos ofrecieron la posibilidad de pasar a trampolín. En un principio no me convencía mucho la idea, pero poco a poco la modalidad me fue atrapando, hasta el día de hoy que ¡me siento feliz de haber dado el salto!

  • Tras más de 15 años compitiendo, ¿con qué momento/s te quedarías?

En la vida de un deportista, cuando te hacen este tipo de preguntas siempre te vienen a la cabeza momentos de éxitos deportivos, como para mí podría ser el Campeonato de Europa del año pasado, donde conseguimos varias medallas y en general el equipo español tuvo una brillante actuación. Pero, por otro lado, al pensar en mi carrera deportiva los momentos realmente especiales para mí, son los pequeños momentos vividos día a día junto a mi entrenador Guillermo Villa.

  • ¿Cómo se llega a la competición de alto nivel en tampolín?

El trampolín es un deporte muy técnico y exigente. Para llegar a ser un gran saltador, debes ser una persona muy meticulosa y trabajadora, pero lo más importante es amar lo que haces.

  • ¿Tienes alguna “manía”/”ritual” antes de salir a competir?

Cuando era pequeña tenía muchísimas manías, con el tiempo me di cuenta que no hacían más que perjudicarme. Así que un día decidí acabar con todas ella de golpe y mi concentración competitiva mejoró mucho #gimnastalibredemanias.

  • ¿Un sueño?

Mi sueño deportivo sería participar en los Juegos Olímpicos.

  • ¿Qué consejos le das al equipo junior?

Que entrenen duro, que a lo largo de sus carreras se enfoquen en las lecturas positivas tanto de los entrenamientos como de las competiciones.  Y, sobre todo, que disfruten de este deporte, que es maravilloso.